Cuidados de los Cactus

México alberga gran biodiversidad de especies de cactus, crasuláceas y suculentas distribuidas en diversos ecosistemas y regiones de la república, estos grupos de plantas de gran belleza, sin embargo muchas de ellas se encuentra en peligro de desaparecer en sus ambientes naturales debido a la perdida de habitas y la extracción y venta ilegal de ejemplares. A través de la adopción de ejemplares producidos en Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre, ayudas a la conservación de la especie en las Áreas Naturales Protegidas.


Riego

 

OJO. El exceso de riego puede ser perjudicial para la planta. Ya que es una planta de zonas áridas y semiáridas, no requiere agua todos los días. Como es más probable que tenga problemas por exceso de agua que por falta de ella, se recomienda regar un par de días después de que la tierra de la superficie se haya secado, sin que el agua caiga directamente sobre la planta y dejar de regar en cuanto empiece a salir agua por la escorrentía. 


Luz

 

Los cactús, crassulaceas y suculentas, son planta que requiere cantidades de luz para su desarrollo, mientras más luz reciba tendrá mejor salud y estética. Si se encuentra en interiores, es bueno tenerlo cerca de ventanas donde haya luz solar o bien, sacarlos al sol por ratos cada que sea posible.


Trasplante

 

Este cactus puede estar en la misma maceta por varios años, sin embargo, puedes cambiarlo de maceta cuando veas que las raíces envuelven la base de la misma. Existen sustratos especiales para cactus, o bien, se puede hacer uno mezclando: dos proporciones de tierra para maceta, dos de tepojal y una de arena; éstos últimos son para que las raíces no conserven un exceso de humedad.